martes, 1 de agosto de 2017

Ven a probar una Birdy de Riese & Müller. No te conformes con menos.




Ocho y media de la mañana. En pleno centro de la ciudad. Los coches avanzan de semáforo en semáforo a paso de tortuga... la espera se hace eterna. Y el que espera, desespera. Sobre todo si empieza a ver por los retrovisores cómo los ciclistas avanzan como si nada con sus bicis plegables. Con una Birdy se puede ir a cualquier parte y, lo que es mejor, se puede plegar con un par de movimientos y “llevársela puesta”. Incluso en el metro en hora punta. Algo que no se podría hacer con una bicicleta normal. Y mucho menos con un coche.

Además, la Riese & Müller Birdy no es una bicicleta plegable como las demás: su sistema de plegado se basa en una ingeniosa solución, que en lugar de una bisagra en el cuadro, utiliza los pivotes de la suspensión delantera y trasera para compactar la bicicleta y llevarla donde se quiera. Las Birdy son las bicicletas plegables más genuinas del mercado.

Cuadro rígido, bicicleta manejable, lígera, doble suspensión, frenos de disco hidráulicos, 8 marchas internas (Nexus), 10 marchas (Deore) o 14 marchas (Rohloff)... Birdy te llevará a todas partes de manera rápida, cómoda y segura.


Desde 1995 con una evolución permanente. Dispone de un modelo más económico el World Birdy, desde 1429 € con frenos V-Brake y cambio externo de 8 marchas.


¡VEN A PROBARLA!