lunes, 3 de diciembre de 2007

Bicicletas Castells se traslada y ahora somos vecinos

En este bloc, hace un tiempo os comunicábamos que el Ajuntament deBarcelona, nos concedía un premio al “Millor establiment comercial de la ciutat”. Una de las cosas que más orgullosos nos hacía sentir por este premio, era la victoria del comercio tradicional como nosotros, sobre las grandes superficies y las grandes empresas comerciales, con grandes recursos, y muchos y grandes locales, con franquicias.

Lo que no comentamos es que durante la cena de entrega de premios, en el video de presentación de los premios “La Millor Botiga del Mon”, salía un abuelo, hablando con su nieta, un pastelero tradicional, explicando la importancia del comercio de proximidad, especializado, profesional y de trato también “próximo”. El discurso de nuestro Alcalde, Jordi Hereu, también muy emotivo, iba por el mismo camino, aunque por las cortas conversaciones que pude mantener con mi vecino de mesa el Sr. Jordi William “Tinent d’Alcalde d’Hisenda i Promoció Económica”, no parece que todos dentro del Ajuntament de Barcelona entiendan la importancia del comercio tradicional, y parece ser que esto no solo pasa en Barcelona, si no en todas nuestras ciudades, y parece que esto es extensible a todas nuestras administraciones.

Nuestros amigos de Castells Bicicletas, salen mucho peor parados. Aunque todo parecía indicar que no, después de varios años de litigios con el Ajuntament de Barcelona, que con la excusa de realizar un Interior d’Illa, que hacía imprescindible derruir el local donde desde 1929 estaba ubicada la tienda, ganó el año pasado el contencioso contra el proyecto municipal. Cuando todo parecía muy feliz, la excusa cambia, y es la Generalitat de Catalunya quien necesita el espacio, para colocar el ascensor para la nueva estación de tren d’Arc del Triumf. Todas las demás estaciones tienen el ascensor encima de la acera y no han necesitado derruir edificios. Claro que no todas las estaciones están sobre un suelo tan codiciado, no sobre todas las estaciones se edificará un Hotel de cinco estrellas de la empresa Hotusa, evidentemente David esta vez tampoco pudo contra Goliat, y mira que se esfuerza.

Aparte de las buenas intenciones, o simplemente las buenas palabras, las empresas económicamente fuertes pueden elegir y forzar, ubicación, infraestructuras, recursos…, siempre tendremos la excusa de los puestos de trabajo, pero nunca, o solo en “petit comité” se habla del volumen económico y los puestos de trabajo que representan las pequeñas empresas, ni de lo difícil que lo tienen para mantenerse día a día, o del servicio que ofrece, y nadie más está dispuesto a ofrecer.

Aplaudimos el esfuerzo que ha realizado Castells, y les ofrecemos nuestros mejores deseos en su nueva etapa, donde pasan a ser vecinos nuestros, en Girona, 39, y aún más les rogamos que a pesar de todo sigan en pie, luchando por un comercio de calidad y de proximidad. ¡¡Claro!!, si el Bicing, las ordenanzas, los alquileres, las presiones fiscales, las grandes empresas, la administración…. Y todo lo demás se lo permite.

2 comentarios:

Castells bicicletes dijo...

Hola sóc el net de la familia castells, em dic Pau i t'agraeixo molt el teu suport i com tu dius intentarem tirar endavant aquest negoci casi centenari amb la millor professionalitat i qualitat de servei que cada vegada costa mes de trobar, quan tu vulguis estàs invitat a la botiga nova al carrer girona 39
gràcies

4t2a dijo...

L'administració fa i desfà en favor dels grans el que els hi demana, però ens hi podem oposar. No ho sabia que havien estat en litigi, recentment les associacions de veïns i veïnes de Ciutat Vella que estem molt properes ens hem unit per fer front a aquest desgavell, tant de bo haguéssim tingut coneixement abans per haver-vos pogut donar un cop de mà, visca el comerç de proximitat!! i tot i que el bicing estigui causant coses xungues, crec que ben gestionat seria una molt bona idea, que podríem conviure-hi totes.